5.691

¿Cómo competir contra los grandes en e-commerce?

Corría el anno domine 2004 cuando desarrollé un e-commerce de venta de libros (www.librosbelicos.com). Fue antes de que se implantara Amazon en España y el modelo de negocio era sencillo. Contacté con los proveedores (libreros de segunda mano de Madrid), les trabajé los listados de los libros que tenían en sus tiendas, desarrollé una página web sencilla, compré un dominio, hice algo de SEM y SEO (sin tener ni idea de que era eso del SEM y el SEO), estrategia de precios (o como se dice ahora en moderno “pricing strategy”) y hala, a vender. Parece fácil, ¿no? Supongo que en 2004 era más fácil que ahora, o no.

El caso es que tengo una espinita clavada, ya que, por diversos motivos, no continué con el negocio. Y mira que le veía futuro. No tanto a la venta de libros bélicos de segunda mano, como a la venta por internet. Error de juventud supongo. Pues 2017 es el año en el que me voy a quitar esa espina definitivamente. Triunfaré o fracasaré. Pero la espina me la pienso quitar. Llevo varios meses dándole vueltas a como hacerlo. Como recursos no tengo muchos (y no me refiero sólo a los monetarios, pero también de tipo tiempo, y por qué no reconocerlo, de ciertas capacidades), me he decantado por un modelo de e-commerce basado en el dropshipping. Otro día hablaré sobre ello. El caso es que estoy dando los pasos necesarios: ¿socios?, dos tíos de fiar y con unas capacidades que complementan las mías. ¿Inversión inicial básica necesaria? No más de 3.000-4.000 euros, que entre 3, se puede hacer más llevadero. ¿Tiempo? Habrá que robárselo a algo (sueño, lectura, ocio…). Negocio… ains, negocio. Se me antoja lo más complicado de todo. No importa el producto que quiera empezar a vender, ya hay alguien que ha desarrollado una plataforma, al menos que en su parte visible, parece muy profesional.
Entonces, ¿qué hago? ¿me doy por vencido? Lo siento pero no está en mi naturaleza. No se trata de desarrollar una idea disruptiva que cambie para siempre la historia de la humanidad (ojalá). Se trata de mejorar algo ya existente. Hacerlo un poco mejor, un poco diferente. Los anuncios por palabras ya exisitían. Wallapop le dio una vuelta al tema. Bueno, vale, compararme con los tíos de Wallapop quizás sea excesivo. Pero el “conceto” (que diría Pazos) está claro.

Continue Reading

2.445

Michelada Malinche, 3.000 años e internet

Buenos días,Disfruta de una michelada, cerveza artesanal
Michelada Malinche, tal y como se definen en su página web www.micheladamalinche.com, es una Michelada con cerveza artesanal hecha en Aranda de Duero, limón de limonero y nuestra receta secreta de especias y salsas. La cerveza es un producto que ya elaboraban los antiguos egipcios hace más de 3.000 años.
Así pues, la pregunta es: ¿por qué me pongo a hablar de un producto artesanal que tiene más de 3.000 años de vida en un blog sobre reflexiones en la era digital? La respuesta a dicha pregunta es muy fácil. En la puesta en marcha y lanzamiento de este producto, se ha aunado “tradición con modernidad” (si, lo sé, una frase hecha muy manida, pero a mí me gusta). Tradición, ya que como decía en el primer párrafo, la cerveza tiene más de 3.000 años de antigüedad. Y modernidad… eso paso a explicarlo ahora (saltándome un punto importante como es la elaboración del producto en sí)
Fase uno: los fondos. Para empezar cualquier proyecto, se necesitan fondos.Cerveza artesanal Michelada Malinche
En mayor o menor cuantía, dependiendo de la envergadura del proyecto, pero se necesita pasta para ponerlo en marcha. Y la forma que ha encontrado Alex Jorganes (@AlexJorganes), creador de este producto, ha sido mediante crowdfunding. Y el crowdfunding existe gracias al uso de internet y las nuevas ideas para el desarrollo de negocios. Antes, encontrar financiación pasaba por ir al banco, tener un buen contacto o pertenecer a una familia pudiente. Gracias a internet, ese paradigma ha cambiado, y mediante pequeñas aportaciones de particulares, se puede llegar a financiar el lanzamiento de un proyecto (yo mismo colaboré con una aportación).

Continue Reading